Setas salteadas:
Es una de las formas más sencillas de cocinar setas

  • En una cazuela de barro, se saltean las setas troceadas, ya limpias, a fuego lento; una vez han soltado su agua de vegetación, se deja evaporar ésta, a cazuela destapada.
  • Después, se añade aceite de oliva, junto a un picadillo de ajo, perejil y, si es del gusto, unas pocas finas hierbas picadas; dejar hacer hasta que las setas estén blanditas; entonces, salpimentar ligeramente. Puede usar un poco de cebolla picada al principio, dejando que transparente.
  • El tiempo de cocción, lo indica la especie a usar; por último, puede rociar el cocinado con un poco de zumo de limón.
  • Son muchas las especies que puede probar: Lactarius deliciosus, Tricholoma terreum, Pleurotus eryngii, Agaricus spp., etc.

 


 

Tortilla de setas:

  • Seguir las instrucciones de la receta base anterior, sin adicionar sal, pimienta, ni limón. Cuando estén blanditas, retirar del fuego.
  • Batir los huevos enérgicamente, a los que se añade 2 o 3 cucharadas de nata liquida por huevo ;salpimentar huevo y nata.
  • Mezclar setas y la batida y hacer una tortilla normal, dejando que cuaje al gusto.
  • Para esta receta sirven gran variedad de especies; tan sólo les indico algunas: Agaricus spp., Amanita caesarea, Boletus spp., Calocybe gambosa, Lepista rickenii, Marasmius oreades, Tricholoma spp., Tuber spp. (por lo general, si emplea Tuber, bastará con rallar un poco la seta).

Página 6 de 6